Tipos de perfiles en social media

Damos un repaso a los  diferentes tipos de perfiles existentes en el mundo del social media y del marketing online.

Community Manager, Gestor de Redes Sociales y Social Media Strategist entre otros, son los diferentes nombres con los que se refieren a todas aquellas personas que nos encargamos de planificar, estructurar, implantar y llevar a cabo una estrategia o plan en los medios sociales.

Sin duda alguna, nuestra figura y las tareas que desempeñamos están claramente infravaloradas en el mercado laboral actual.

Se venden cursos en Community Manager como ofertas de 2×1, sin formación de calidad que permita desarrollar todas las funciones que llevamos a cabo. Ese es el error de la concepción de nuestra profesión, parece que cualquier persona puede gestionar un Facebook o un Twitter por tener uno, pero las tareas un Community Manager o Social Media Manager van mucho más allá

Nosotros nos encargamos de estudiar y analizar las necesidades que tiene el cliente específico con el que estemos tratando. Debemos estar siempre al día de las novedades online, en redes sociales, marketing online, tecnología. No podemos dormirnos nunca en ese sentido, ya que sino, nos quedamos atrás. Debemos conocer las peculiaridades, usos y utilidades de todas y cada una de las redes sociales, de esta manera podemos determinar en que redes o canales, es susceptible de estar presente nuestro cliente en cuestión.

Además, debemos hacer un estudio de mercado online, estudio DAFO, analizar la presencia de nuestros competidores en la red, redes y demás canales, …

Y en este punto, se plantea una estrategia de medios sociales, con unos claros objetivos, marcados en el tiempo, con un timeline definido, con unas determinadas acciones para llevar a cabo, diferenciadas por canal, identificando hubs o personas influyentes con las que es recomendado entablar relaciones…

Una vez, tenemos la estrategia cerrada y completamente planificada, empieza el plan de acción y seguimiento. Desde el inicio de plan y durante su consecución, debemos llevar a cabo un proceso de escucha activa por el cual, estaremos siempre en contacto con lo que se está diciendo de nuestra marca, empresa o cliente en la red. Esto nos permitirá controlar y hacer un seguimiento de nuestra reputación online y el grado de satisfacción de nuestros clientes actuales, además de conocer la opinión de clientes potenciales de la marca o empresa con la que estemos trabajando.

No debemos olvidarnos de la monitorización o seguimiento del cumplimiento y evolución de los objetivos marcados cada cierto periodo de tiempo. Dicha monitorización nos permitirá determinar el resultado de las acciones llevadas a cabo, nos determinarán el camino de la estrategia y los pasos a seguir en los medios sociales como blogs, redes sociales y foros entre otros.

Así pues, no es solo hacer cuatro publicaciones en Facebook o Twitter cada día, sino que nuestro trabajo, tiene muchas, muchas horas detrás.

Muchas horas, porque internet no tiene horario de oficina de 09.00hrs a 18.00hrs, porque las redes sociales no cierran por vacaciones y porque los usuarios están siempre ahí!

Por eso, lo que nos diferencia a los Digital Marketers de vocación del resto, es que sentimos pasión por nuestro trabajo, trabajamos hasta horas intempestivas sin importarnos que sean las dos de la madrugada, no tenemos horarios fijados, estamos siempre pensando en posibilidades para nuestros clientes y aunque nos vayamos de vacaciones, realmente, nunca estamos de vacaciones, porque estamos permanentemente conectados.

¿Debemos ser adictos al trabajo? O es que, ¿simplemente amamos lo que hacemos?

Yo siempre digo, que soy muy afortunada de poder hacer de lo que realmente se me da bien, mi profesión.